Thich Nhat Hanh

Thich Nhat Hanh

El valor del perdón

766d51f7-888c-4191-8761-38a6a53ffde3png

Por Maitri Asana Life Coach  (Psicologo Miguel Rico Lopez)


Namaste. Thich Nhat Hanh, nacido en Vietnam en el año 1926 ha sido monje budista por más de cuarenta años. También se ha destacado por su poesía y por ser un reconocido activista por la paz, nominado por Martín Luter King Jr. Para el Premio Nobel de la Paz en 1967. Comprometido con la defensa de los derechos humanos, durante la Guerra de Vietnam ayudó al desarrollo de la idea de un "budismo comprometido" con aquellos que sufrían las penurias del conflicto armado.

Fundó en su país natal la Escuela de la Juventud para los Servicios Sociales, la Universidad Budista de Vanh Hanh, la editorial Le Boi Press y la Orden del Interser. Ha enseñado en la Universidad de Columbia y la Sorbona.

Thich Nhat Hanh

En la actualidad vive en Plum Village, cerca de Burdeos, Francia, una comunidad budista que él fundó en 1982. Viaja por el mundo dando enseñanzas y ayudando a los refugiados en todas partes.

Thich Nhat Hanh

Thich Nhat Hanh junto al Dalai Lama.

Ha escrito más de 60 libros en inglés, francés y vietnamita, sobre distintos tópicos budistas, entre ellos la meditación, la atención plena y la compasión. Muchos han sido traducidos al español.


Frases de Thich Nhat Hanh:

Thich Nhat Hanh

Con tu sonrisa, haces el mundo más bello.
-Thich Nhat Hanh.

El aliento es el puente que conecta la vida con la conciencia, que une el cuerpo con sus ideas.
-Thich Nhat Hanh.

La práctica de la paz y la reconciliación es una de las acciones humanas más esenciales y artísticas.

-Thich Nhat Hanh.

A veces tu alegría causa tu sonrisa, pero también hay veces en las que tu sonrisa puede causarte alegría.

-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

Thich Nhat Hanh haciendo el mudra de entrega del Mandala.

Al meditar no nos alejamos de la sociedad, no nos escapamos de ella, sino muy por el contrario, nos preparamos para reinsertarnos adecuadamente en ella.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

El Buda y los monjes y monjas de su tiempo tan sólo poseían tres hábitos y un cuenco, pero eran felices porque tenían algo sumamente precioso: la libertad.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh con Martin Luther King

Thich Nhat Hanh con Martin Luther King

Cuando se abre la puerta de la comunicación, todo es posible. De manera que debemos practicar el abrirnos a los demás para restablecer la comunicación con ellos.
-Thich Nhat Hanh.

El milagro no es caminar sobre el agua. El milagro es caminar sobre la tierra verde en el presente, para apreciar la belleza y la paz de la que se dispone ahora.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

Sonreír es muy importante. Si no somos capaces de sonreír, entonces el mundo no tendrá paz. No es mediante manifestaciones en contra de las bombas atómicas que podemos lograr la paz. Es con nuestra capacidad de sonreír, respirar, y la paz que podemos lograr con esa actitud.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

Sin comprensión no puede haber amor. La personalidad de cada persona está constituida por condiciones físicas, emocionales y sociales. Con la comprensión no se puede odiar a nadie, ni siquiera a las personas crueles, pero sí se les puede ayudar a transformar sus condiciones físicas, emocionales y sociales.
-Thich Nhat Hanh.

 Cuando hay un dialogo verdadero, ambos lados están dispuestos a cambiar.

-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh


Si al cabo de varios meses la práctica que estamos realizando no ha producido ninguna transformación ni curación, hemos de reconsiderar la situación. Hemos de cambiar nuestro enfoque y aprender más hasta encontrar la práctica correcta que pueda transformar nuestra vida y la de las personas a las que amamos.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

El camino que he hallado permite vivir cada hora del día con plena conciencia, con la mente y el cuerpo en el momento presente. Lo contrario es vivir en la distracción. Si vivimos en la distracción, no sabemos que estamos vivos; no experimentamos plenamente la vida porque nuestra mente y nuestro cuerpo no están en el aquí y ahora.
-Thich Nhat Hanh.

Si eres poeta, verás claramente que hay una nube circundando esta hoja de papel. Claro, pues sin una nube no habría agua y sin agua los árboles no pueden crecer y sin árboles no podemos hacer papel de esta manera, la nube esta aquí, en esta página, entonces comprendemos que la existencia de esta página depende de una nube. Papel y nube están unidos, íntegramente relacionados.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

Vivimos en una época en la que hay muchos medios de comunicación sumamente eficaces. La información viaja a la otra punta del planeta con gran rapidez. Pero es precisamente en esta época cuando la comunicación entre la gente, entre padre e hijo, marido y mujer, o madre e hija, se ha vuelto más difícil. Si no podemos restablecer la comunicación entre nosotros, nunca podremos ser felices.
-Thich Nhat Hanh.

El regalo más valioso que podemos ofrecer a otros es nuestra presencia.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

Al margen de lo que la otra persona pueda hacer, tú debes realizar todo lo que te sea posible, has de darte al cien por cien. Todo lo que puedas hacer por ti, lo haces también por ella. No lo dejes para más tarde, no pongas condiciones diciendo: "Si no te esfuerzas por reconciliarte, yo tampoco lo haré", ya que entonces no funcionará. La paz, la reconciliación y la felicidad empiezan, en ti.
-Thich Nhat Hanh.

Usted es el milagro y todo lo que toca puede convertirlo en milagro.
-Thich Nhat Hanh.

El ver significa ver algo, el oír es oír algo, estar airado es estar airado por algo, el esperar es esperar por algo, el pensar es pensar en algo, etc. Cuando el objeto del Conocimiento (el algo), no está presente, no puede haber sujeto que reciba el conocimiento. El practicante medita sobre la Mente, y al hacerlo, es capaz de ver la interdependencia que existe entre el objeto y el sujeto del conocimiento.
-Thich Nhat Hanh.

Tenemos más posibilidades en cada momento de las que pensamos.
-Thich Nhat Hanh.

La ira es una formación mental, y como nos hace sufrir, intentamos hacer todo lo posible por deshacemos de ella. (...) La gente que utiliza técnicas para desahogarse como golpear una almohada o gritar, en realidad está fortaleciendo la ira. Cuando alguien está furioso y descarga su cólera golpeando una almohada, está adquiriendo un peligroso hábito. Está aprendiendo a ser agresivo. En lugar de ello, hemos de generar la energía de ser conscientes y abrazar la ira cada vez que se manifieste.

-Thich Nhat Hanh.

No dañe a ningún ser humano, animal, vegetal o mineral.
-Thich Nhat Hanh.

La meditación en la interdependencia tiene que ser practicada constantemente. Debemos dedicarle tiempo durante nuestra meditación formal, pero esta interdependencia debe llegar a ser parte integral de nuestro entorno durante nuestras tareas diarias. Debemos ver a la persona que está frente a nosotros como a nosotros mismos y que nosotros somos esa misma persona. Debemos poder ver el proceso del inter-origen y la interdependencia de todos los acontecimientos, tanto de los que están sucediendo como de los que sucederán.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

Si nuestro amor es sólo un hacer para poseer, no es amor.
-Thich Nhat Hanh.

La esperanza es muy importante porque puede hacer el momento presente más fácil de soportar. Si creemos que el mañana será mejor, podemos sobrellevar la vida actual.
-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

El problema está en ver la realidad tal cual es.
-Thich Nhat Hanh.

Las personas le dan mucha importancia a las cosas negativas, lo que está mal... ¿Por qué no tratar de ver las cosas positivas, para llegar a realizar lo que se quiere hacer?
-Thich Nhat Hanh.

Si en nuestra vida cotidiana podemos sonreír, si podemos ser pacíficos y felices, no sólo nosotros, sino todo el mundo se beneficiará con ello. Esta es la forma más básica de trabajar para la paz.

-Thich Nhat Hanh.

Thich Nhat Hanh

En nuestra vida cotidiana estamos corriendo continuamente. No tenemos la capacidad ni la oportunidad de detenernos y observar profundamente la vida que llevamos, pero hemos de hacerlo, para poder comprenderla.
-Thich Nhat Hanh.

Nosotros somos hijos de la sociedad, pero también sus madres. Nosotros nutrimos de alguna manera a la sociedad. Si nosotros somos desarraigados de la sociedad, no podremos transformarla en un lugar más llevadero para nosotros y nuestros niños.
-Thich Nhat Hanh.

El verdadero amor se compone de entendimiento.
-Thich Nhat Hanh.

Es maravilloso estar vivo y gozar de la tierra.

-Thich Nhat Hanh.


Enseñanzas de Thich Nhat Hanh:

Thich Nhat Hanh

14 preceptos de Thich Nhat Hanh

1. No seas idólatra ni te ates a ninguna doctrina, teoría o ideología, incluso a las Buddhistas. Todos los sistemas de pensamiento son medios de guía; no son la verdad absoluta.

2. No creas que el conocimiento que tienes en este momento es la verdad inmutable, absoluta. Evita ser de mentalidad estrecha y atarte a los puntos de vista presentes. Aprende y practica el
desapego de los puntos de vista para estar abierto a recibir los puntos de vista de los demás. La verdad se encuentra en la vida y no meramente en el conocimiento conceptual. Prepárate para aprender a través de toda la vida y a observar la realidad en ti mismo y en el mundo en todo momento.

3. No fuerces a los demás, ni siquiera a los niños, por ningún medio en absoluto, a adoptar tus puntos de vista, ya sea por autoridad, amenaza, dinero, propaganda o incluso educación. Sin embargo, por medio del diálogo compasivo, ayuda a los demás a renunciar al fanatismo y la estrechez.

4. No evites el contacto con el sufrimiento ni cierres tus ojos ante el sufrimiento. No pierdas la conciencia de la existencia del sufrimiento en la vida del mundo. Encuentra maneras para estar con
aquellos que están sufriendo por todos los medios, incluyendo el contacto personal y las visitas, imágenes, sonido. Por tales medios, despierta tú mismo y a los demás a la realidad del sufrimiento en el mundo.

5. No acumules riqueza mientras millones están hambrientos. No tomes como el objetivo de tu vida a la fama, el provecho, la riqueza o el placer sensual. Vive simplemente y comparte el tiempo, la energía y los recursos materiales con quienes están en necesidad.

6. No mantengas ira u odio. Tan pronto como surgen la ira y el odio, practica la meditación sobre la compasión para comprender profundamente a las personas que han causado ira y odio. Aprende
a ver a los otros seres con los ojos de la compasión.

7. No te pierdas en la dispersión y en el ambiente que te rodea.
Aprende a practicar la respiración para recuperar la compostura del cuerpo y la mente, para practicar la atención, y para desarrollar la concentración y la comprensión.

8. No pronuncies palabras que puedan crear discordia y causar ruptura en la comunidad. Haz todos los esfuerzos para reconciliar y resolver todos los conflictos, aunque sean pequeños.

9. No digas cosas falsas por el bien del interés personal o para impresionar a las personas. No pronuncies palabras que causen desviación y odio. No difundas noticias que no sabes si son ciertas.
No critiques o condenes cosas de las que no estás seguro. Habla siempre verdadera y constructivamente. Ten el valor de hablar sobre situaciones de injusticia, aun cuando hacerlo pueda amenazar tu propia seguridad.

10. No uses a la comunidad Buddhista para ganancia o provecho personal, ni transformes tu comunidad en un partido político. Una comunidad religiosa debe, sin embargo, tomar una actitud clara contra la opresión y la injusticia, y debe esforzarse por cambiar la situación sin engancharse en conflictos partidarios.

11. No vivas con una vocación que sea dañina para los humanos y la naturaleza. No inviertas en compañías que priven a los demás de su oportunidad de vivir. Elige una vocación que ayude a realizar tu ideal de compasión.

12. No mates. No permitas que otros maten. Encuentra todos los medios posibles para proteger la vida y prevenir la guerra.

13. No poseas nada que debería pertenecer a los demás. Respeta la propiedad de los demás pero evita que los demás se enriquezcan con el sufrimiento humano o el sufrimiento de otros seres.

14. No maltrates a tu cuerpo. Aprende a manejarlo con respeto. No veas a tu cuerpo sólo como un instrumento. Preserva las energías vitales (sexual, respiración, espíritu) para la realización del Camino.
La expresión sexual no debería ocurrir sin amor y compromiso. En las relaciones sexuales, sé conciente del sufrimiento futuro que pueda causarse. Para preservar la felicidad de los demás, respeta los derechos y compromisos de los demás. Sé plenamente conciente de la responsabilidad de traer nuevas vidas al mundo. Medita sobre el mundo al cual estás trayendo nuevos seres.


Anterior - << 10 Cosas Que Genera Un Abrazo   Inicio﴿     Pronto >> - Siguiente