La Bondad

Un valor para liberarse del miedo

766d51f7-888c-4191-8761-38a6a53ffde3png

Por Maitri Asana Life Coach (Psi. Miguel Rico)


Namaste. 
En un taller sobre los apegos, no hace mucho tiempo, un hombre cuyo rostro reflejaba gran aflicción, me formulo una pregunta, --Maitri,- Me dijo – ¿Puedes explicarme por favor, cómo puedo ser bondadoso? ¡Solo quiero ser mejor persona!.

Le mire a los ojos y le pedí que se pusiera de pie, -- No puedes intentar ser mejor persona, - le dije calmadamente - sencillamente, porque ya eres un ser maravilloso. Ocúpate mejor en explorar aquello que te hace ser único, diferente y amable, cuando lo hagas, empezaras a ver que ya eres un ser con bondad, ya tienes lo que quieres sentir, ahora, explota tu interior.

Hubo un silencio reflexivo.

Imagínate que eres un agricultor y te dispones a sembrar en un terreno un poco árido, lo primero que haces es preparar el terreno, y no lo haces sumido en la frustración.

Al sentirte invadido por la frustración, despierta en tu propósito el anhelo, empiezas a sentir deseo, pero no sabes qué hacer con él. Por lo tanto, te llenas de ansiedad. Y bien sabemos que lo que construye tu mente, lo aprehende tu cuerpo.

Eso quiere decir, que te haces experto cuando construyes un hábito y lo haces parte de tu vida. Ten en cuenta que los hábitos son construcción de tus deseos inconscientes.

Es posible que quieras creer que eres bueno cuando te sientes frustrado. Deberías recibir un diploma en frustración. Serás un experto en lo que más prácticas. Puedes también optar --en lugar de eso--, empezar en la sutil práctica de la bondad. Para empezar, debes aprender a ser un poco más consciente, si, debes aprenderlo, eso quiere decir, que podrás algún día ser una persona consiente.

Cuando logras ser consciente, te proporcionas infinidad de beneficios, sería una lista muy larga para empezar. En su lugar, cuando eres inconsciente cierras muchas puertas valiosas y luego, dices cosas que después lamentaras.

Esa es una gran experiencia de aprendizaje, podre dirigirme a ti como a un experto en el campo en que decidas tomar tu especialización. Puedo hablarte como a un gran inconsciente, mofarme de todo, lastimar todo y seguro lo podrías entender. O podría ver en ti a un gran ser consciente, bondadoso y abierto a la tolerancia y de seguro también lo entenderías. Eso ocurre, porque eres lo que construyes.


Publicidad
do all things with lovejpg

La Conciencia no es algo nuevo en tu vida; Siempre ha estado presente, esperando la oportunidad para salir y hacer de las buenas. Es posible que le hayas dado el control de tus cosas a la inmadura circunstancia, le otorgas la toma de decisiones, la construcción de afectos y la administración de la bondad, lo que quieres, lo que deseas ser. Tus enfados, tus alegrías, tu amabilidad y tus relaciones.  

Para ser bondadoso, solo debes despertar la consciencia, y para ello, dedícale un momento a entender que está bien y que está mal en tu vida presente, olvida el pasado y separa el futuro de tus anhelos. Es fácil hacerlo. Espera un momento antes de emprender una tarea y hazte la siguiente pregunta: “¿Esto que estoy a punto de hacer, tiene algún sentido constructor en mi vida? ¿Es realmente esto lo que quiero hacer? Y, ¿Estaré dispuesto a afrontar lo que sentiré luego?”.

Detente un momento, un corto y simple momento, cierra los ojos e inhala profundamente el posible resultado de tu actuar, no lo hagas tuyo aun, corrígele las dificultades venideras.

Ahora pregúntate adecuadamente, ¿Acaso, no es esto la construcción de mis experiencias pasadas? ¿Quiere esto decir, que sigo recurriendo a mi pasado inmisericorde? ¿Qué debo hacer ahora?

Respóndete con seguridad y sinceridad. Te costara solo una fracción de segundo. Una fracción que marcara el siguiente pasó en la escala del desarrollo de tu bondad. Pero hazlo con consciencia. Construir oportunidades para ser feliz, es la mejor manera de crecer emocionalmente. La felicidad es el motor de las buenas acciones. Pulsa la emoción correcta, activa el sentimiento adecuado.

Habrás descubierto entonces, que la bondad habita en ti. Debes descubrirla. Eres un ser maravilloso cargado de amor, de bondad y de felicidad. Tienes más de lo que crees.

¿Cómo puedes entonces querer ser bondadoso?

Ser amable debe ser una intención que te lleve a la acción. No a crear fama ni para ser admirado. Cuando eres amable, lo eres involuntariamente, te sale natural. Te sientes bien además con dicha acción. Te hace ver agradable, y es muy contagioso.

¿Aun quieres ser bondadoso? Debes empezar por serlo contigo mismo. No juzgues, no admires más de la cuenta, no adules, no lastimes. Sí alguien se enfada contigo, que lo haga sin razón. Si alguien te critica, escúchalo. Adquiere el hábito de perdonar y perdonarte a ti mismo.

En ese punto empieza la bondad. En ti mismo. Cuando eres bondadoso contigo mismo, serás bondadoso con los demás.

Piensa que los errores nos construyen, aprendemos de ellos solo cuando nos fijamos con plena consciencia en su resultado. Cometer errores no representa un problema principal, permanecer en ellos sí.

Ahora pregúntate: ¿Tienes bondad; tienes todo lo que necesitas? Entonces, empieza a practicarlo. Cuando menos lo esperes, serás un experto en tu propia bondad, y de paso un maestro para quien quiera aprender de ti.

Qué fácil es esto verdad?...

Charla sobre el apego por Maitri Asana, Febrero 15 2018


Anterior << Despertando 


Inicio